Un blog sobre camisetas de fútbol. Historia, diseño, marcas, novedades, curiosidades, rarezas. Arte y Sport.

domingo, 2 de julio de 2006

Fútbol




Basta de las dos grandes mentiras de los líricos (de Clarín y alrededores): el jogo bonito de Brasil y Riquelme.
Basta de fútbol circo, de publicidades de futbolistas matrix.
Basta del primer mundo de palcos vip y compradores de merchandising y del tercero de la violencia del aguante.
Basta de las limitaciones inglesas y alemanas, el juego sucio portugués y la especulación italiana.
Viva el fútbol generoso y sin miedos de Francia. Viva Zidane, patriarca y auténtica estrella. Viva Tévez, talento y cojones. Vamos Ayala, el mejor defensor del mundo.
Viva Bielsa. Qué vuelva el fútbol moderno, veloz, ofensivo y técnicamente superior. Que nos volvamos a llevar a todos por delante, de visitante y de local, sin más complejos de inferioridad.

3 comentarios:

Rama dijo...

Todavia no te diste cuenta lo que paso?
Que le dolia al pato?? y a crespo??? y esa listita que tenia el arquero alemán que era???


Molder, la verdad esta ahi afuera...
No es la teoria de la conspiracion, es lo que mueve al mundo, la guita.

Crespo dijo...

¿Qué onda? ¿Dejaste de ver la película de Bielsa cuando terminaron las eliminatorias y te dormiste antes de la escena del mundial 2002?

¿Basta del jogo bonito de Brasil? ¿Viste el partido Brasil-Inglaterra o Brasil-Alemania del 2002? ¿La final de la Copa Confederaciones? ¿Eso no te parece el verdadero jogo bonito? ¿Tirarse al piso todo el tiempo y no gambetear a dos zagueros horribles, como hizo Tevez, te parece jogo bonito? ¿Que Paco Gerlo te anule en un partido te parece jogo bonito?

Eugenio Palopoli dijo...

Bielsa es tan superior que no precisa que nadie lo defienda por ese reputísimo mundial del orto 2002.
Los ingleses y los alemanes son unos muertos, pero Alemania al menos tiene una camiseta que pesa toneladas, y con eso le alcanza.
La copa de las confederaciones que la miren los mexicanos y espectadores ñoños de ESPN en general.
Y lo más importante de todo, estoy saturado hasta más allá de lo humanamente soportable de los bosteros y gallinas que analizan a la selección de acuerdo al club de procedencia de cada jugador o entrenador.
No pienso responder más comentarios, lo que se publica en este blog tiene valor de verdad irrefutable, no está sometido a ningún tipo de evaluación.