Un blog sobre camisetas de fútbol. Historia, diseño, marcas, novedades, curiosidades, rarezas. Arte y Sport.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

De un "estadio italiano"...

Publicidades previas a Italia '90. Saquen sus propias conclusiones...







La historia hizo que los dos últimos comerciales hoy resulten bastante deprimentes. No quiero hacer responsables a las empresas de nada en particular -para eso sobran voluntarios de todo tipo e intenciones- pero hay algo inherente al marketing que con el paso del tiempo se vuelve muy contraproducente. Sacados de su contexto original, la mención de un precio en australes o la arenga a la sociedad por parte de Sevel bordean el ridículo y lo lamentable.

Las publicidades actuales de los grandes eventos deportivos han cambiado mucho desde entonces. Cómodamente instalados en los PH reciclados de Palermo, los creativos bohemios, desaseados y millonarios de hoy pergeñan sofisticados spots que apelan al humor, a la identificación del hincha-consumidor con el producto, al nacionalismo, a la pasión en forma de "aguante" emprolijado, a la ironía super cool, a la exageración y al disparate. Lo cual no ayuda necesariamente a que la mayoría de los nuevos comerciales sean menos insufribles, sino más bien lo contrario. En todo caso, pareciera que las empresas prefirieran evitar el mensaje institucional directo o referirse a sus productos en sí. Más bien se trata de la publicidad por la publicidad misma. Porque hay que hacerla, hay que estar. No sé si los resultados avalarán esta estrategia.

Váyanse preparando para las nuevas campañas veraniegas.

3 comentarios:

Arte y Sport dijo...

De golpe me vino algo así como un impulso anticorporativo. Ya se me va a pasar...

mariana (tifosi xeneize y azurra) dijo...

ojito, oje...e,cuidate, querete, arte y sport:
si te referis a la cancion inolvidable del mundial de italia, es *un verano* italiano y no un estadio.....
pero si estas hablando de otra cosa, me retiro inmediatamente y me voy a lavar los platos.
baci.

Arte y Sport dijo...

Claro, por eso las comillas, por los palurdos que se equivocaron en la traducción.
En casa los platos los lavo yo y los dejo bien limpitos, no sé vos.
Besos.